miércoles, 14 de diciembre de 2016

Una mirada al pasado

Del 16/12/2016 al 18/12/2016


HACE 10 AÑOS...


Yasujiro Ozu, el maestro del costumbrismo japonés, creó en 1942 esta obra dedicada al público nipón que no llegaría a las salas españolas hasta tan tarde como 2006. Sinceramente, tengo algunas lagunas en la historia del cine, siendo la filmografía de este realizador una de ellas. No obstante, uno no puede dejar de oír mencionar los nombres de los grandes artistas y Ozu es, por derecho propio, uno de ellos. Quizá no tiene el reconocimiento mundial de Akira Kurosawa o Hayao Miyazaki, por dar dos ejemplos, pero sin duda está a la altura de ellos. Cine pausado, con historias simples aunque llenas de corazón y un regalo para la vista. Su trilogía de Noriko -compuesta por Primavera tardía (1949), El comienzo del verano (1951) y Otoño Tardío (1960)-, protagonizada por su musa Setsuko Hara, es uno de sus grandes legados al cine. 

La obra que nos concierne, titulada Había un padre, nos ubica en una ciudad sencilla donde un profesor viudo lleva una vida modesta, junto a su único hijo. Tras el desencadenante del trágico fallecimiento de un alumno, él asume la responsabilidad y dimite de su cargo. Es entonces cuando decide abandonar la ciudad y trasladarse a su localidad natal. Durante el recorrido, padre e hijo establecen una relación dividida entre el afecto y el alejamiento. Años después de lo transcurrido, el padre trabaja en Tokio y el hijo es maestro. Cuando se reencuentran, el hijo tiene una noticia muy importante que contarle: se va a la guerra.

Más información sobre la película siguiendo este enlace: http://www.imdb.com/title/tt0034591/


No hay comentarios:

Publicar un comentario