¿Quieres descubrir pequeñas joyas del séptimo arte? ¿Sumergirte en el mundo cinematográfico? ¿Tienes dudas sobre qué película ver en cartelera? Todas esas preguntas y más tienen respuesta en este humilde blog.

miércoles, 30 de agosto de 2017

Una mirada al pasado

Del 30/08/17 al 3/09/17

HACE 10 AÑOS...


Death Proof y su hermana gemela Planet Terror se estrenaban ambas en 2007 bajo el título de Grindhouse. Dirigidas e ideadas por los compadres Tarantino y Rodriguez, Grindhouse no es sólo una heredera espiritual Abierto hasta el amanecer, su primera colaboración, sino también una declaración de amor al género Exploitation de los 70. Pero, ¿de qué va este género? Resumiéndolo en pocas palabras, el Exploitation trata aquellos temas que los demás géneros tienen vergüenza de abordar. Podría decirse que es el género de los tabúes; de lo prohibido por la sociedad y por los medios. Dentro podremos encontrar subgéneros tan conocidos como el Blaxploitation (que tanta influencia tuvo en Jackie Brown). Claro está que no es para todos los gustos, ni muchísimo menos, pero tiene un grupo de fieles incondicionales a los que le encanta. Death Proof bebe un poco de muchas fuentes: coches letales sacados de La carrera de la muerte del año 2000, erotismo propio del Sexploitation (Faster, Pussycat! Kill! Kill!) y situaciones inverosímiles y gamberras con el inconfundible sello tarantiniano. Ésta y Planet Terror fueron creadas para verse en una gloriosa doble sesión, como si fueran una sola, sin cortes ni interrupciones. Sin embargo, si tuviera que recomendar una, esa sería Planet Terror: más entretenida, más salvaje y mejor acabada que Death Proof. 



HACE 20 AÑOS...


La sencillez (que no simpleza) hecha película. Billy Bob Thornton demostrando una vez más su variedad de registros: escrita, dirigida y protagonizada por él. Ahí es nada. El otro lado de la vida pasó por cines sin pena ni gloria y llegó a los Oscar sin hacer apenas ruido, haciendo honor al espíritu del filme. Porque aquí no veréis grandes momentos dramáticos, de esos que buscan la lágrima fácil del espectador, ni actuaciones exageradas que llamen la atención de la Academia. No, Thornton sabe que menos es más; que poco importa una estatuilla cuando te has ganado al público generación tras generación. La cinta nos cuenta la historia de Karl, un discapacitado mental que lleva 20 años viviendo ingresado en un hospital penitenciario por unos crímenes que cometió en el pasado. Cuando éste es puesto en libertad para reintegrarse nuevamente en la sociedad, entabla amistad con una mujer y su hijo. Pero pronto surgirá el conflicto cuando el posesivo novio de ésta trate de apartarla de Karl. Así, Thornton nos cuenta pausadamente la vida de esta persona castigada por la vida a muy temprana edad, con unos padres que no le querían y un futuro incierto, guiado por un destino cruel. Lo bueno de esta obra es que no intenta sentar cátedra, tan sólo emitir una opinión de muchas; poner las cartas sobre la mesa y destaparlas para que tú también las puedas ver y juzgar por ti mismo. Goza de un ritmo reposado, marcado por el desarrollo de los personajes (tanto principal como secundarios), de carácter reflexivo e introspectivo.

Fuente (Imágenes): https://www.filmaffinity.com/es/film534217.html

Y vosotros, ¿visteis alguna en el cine? Dejadme vuestras respuestas aquí abajo, en los comentarios. Hasta otra, pasadlo bien y disfrutad del cine. Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario