miércoles, 26 de julio de 2017

Blade Runner: ¿qué ocurrió entre la original y su secuela?

El estreno de Blade Runner 2049 se acerca y cada vez conocemos más sobre su historia. 



Aquellos que conozcan la línea temporal de la película cyberpunk de Ridley Scott sabrán que han transcurrido treinta años entre el final de la original y su secuela, Blade Runner 2049. Pero, además de ver a un Deckard más mayor, ¿qué ha ocurrido en ese mundo donde creadores, replicantes y verdugos convivían en la más absoluta de las decadencias? Pues gracias a la promoción de la película en la Comic-Con de San Diego, por fin podemos conocer más detalles que harán las delicias de los aficionados, como: ¿qué pasó con la Tyrell Corp. tras la muerte de su fundador?, ¿cómo evolucionó la sociedad americana?, ¿continúan cazando replicantes?

La cronología comienza en 2019, con la desaparición de Rick Deckard junto a la replicante Rachael. Poco después, en 2020, la Tyrell Corp. lanza su nueva línea de replicantes “Nexus 8”, ya sin fecha de caducidad aunque con unos implantes oculares para facilitar su identificación -¿seguirá siendo necesario hacer el test Voight-Kampff?-. Esto nos da una idea de lo difícil que aprende el ser humano a corregir sus errores.


Dos años después ocurre un hecho devastador para la economía estadounidense: un pulso electromagnético, de origen desconocido, se detona en algún lugar de la Costa Oeste -¿podría ser en Los Angeles?-. Esto causa apagones generalizados e información electrónica deteriorada o destruída a lo largo y ancho de EE.UU. Las consecuencias no se hacen esperar: la bolsa se desploma. Los recursos escasean. Este fenómeno, conocido como El Apagón, lo atribuyen a replicantes rebeldes, lo cual siembra el terror entre las instituciones –si es que cabía aún más- y, a cambio, éstas legislan para levantar una prohibición indefinida en la producción de replicantes. Los famosos “Nexus 6” que tanta guerra le dieron a Deckard se retiran y los “Nexus 8” huyen para esconderse.

En 2025, los avances relacionados con la comida genéticamente modificada marcan el fin de la crisis. Niander Wallace, el científico autor del descubrimiento, comparte sus patentes gratis y consigue expandir su corporación por todo el planeta y las colonias exteriores. Tres años más tarde, Wallace compra una Tyrell Corp. al borde de la bancarrota con la intención de mejorar la ingeniería genética y crear replicantes menos humanos y más controlables. En 2036, Wallace lanza su línea de “Nexus 9”.

Y esto nos lleva a 2049, de vuelta a Los Angeles, donde se ha tenido que construir un muro para proteger a la ciudad del aumento del nivel del mar, consecuencia del cambio climático. La pobreza, la violencia y la enfermedad asuelan las calles y los humanos que no pueden permitirse dejar La Tierra son abandonados a su suerte. Los productos genéticamente modificados de Wallace son el único alimento disponible, debido a la escasez de comida.


Una cosa queda clara: la situación ha empeorado ostensiblemente. A juzgar por los trailers, veremos partes donde las sequías han transformado a Los Angeles en un desierto. Pero el cambio climático no es lo peor, porque las megacorporaciones siguen más fuertes que nunca y parece que a rey muerto, rey puesto. El científico y filántropo Niander Wallace –interpretado por Jared Leto- recoge el testigo dejado por Eldon Tyrell. Aún está por ver cuáles son sus planes con la creación de estos “Nexus 9” y cuáles son sus ambiciones más allá de éstos. Además, ¿qué rol cumple el agente K, interpretado por Ryan Gosling, en este entramado?, ¿quién y por qué busca insistentemente a Rick Deckard? El 6 de octubre, fecha de su estreno, obtendremos éstas y más respuestas. Como siempre, dejarme vuestros impresiones y teorías en los comentarios. Hasta la próxima, saludos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario