jueves, 26 de octubre de 2017

Una mirada al pasado

Del 27/10/17 al 29/10/17

HACE 10 AÑOS...



Hace mucho desde que vi por primera vez Stardust. Recuerdo verla en cines y no impresionarme demasiado, pese al gran reparto con el que contaba: Robert De Niro, Michelle Pfeiffer, Claire Danes e incluso un pequeño papel para el legendario Peter O'Toole. La película estaba dirigida por Matthew Vaughn -que se daría a conocer por sus adaptaciones de los cómics de Kick-Ass y Kingsman- y contaba una historia romántica enmarcada en un contexto de fantasía bastante logrado para la época, que mezclaba una ambientación medieval con magia y algo de steampunk. El resultado es un híbrido de otras muchas películas del género como La princesa prometida, Narnia o Willow. Un producto de entretenimiento aceptable, con buenas actuaciones de De Niro y Pfeiffer y una historia reconfortante. Stardust no excederá las expectativas de nadie pero tampoco te decepcionará.




Oliver Hirschbiegel, director de la famosa cinta germana El hundimiento -que contaba los últimos días de Hitler encerrado en su búnker bajo un Berlín asediado-, daba su salto a Hollywood con una nueva adaptación de La invasión de los ladrones de cuerpos, cinta de serie B de los 50 asociada a la corriente política de la época representada en la figura de Joseph McCarthy -la famosa caza de brujas comunista-.  Fue todo un éxito en taquilla, recaudando un millón de dólares en su mes de estreno sobre un presupuesto de menos de medio millón. El impacto fue tal que unos años más tarde, a finales de los 70, Philip Kaufman dirigiría un remake protagonizado por Donald Sutherland y Veronica Cartwright (Lambert en Alien), que terminaría igualando o incluso superando en calidad a la original. Tras ésta, todas las revisiones que vinieron después fueron innecesarias y fallidas. Primero lo intentaría sin éxito el gran realizador Abel Ferrara y después le llegaría el turno al mencionado Hirschbiegel, que contó con actores de reputación internacional como Nicole Kidman y el mismísimo agente 007 Daniel Craig, para combatir a esta raza alienígena invasora. Pero ni con esas; la película es aburrida y plana hasta decir basta. Previsible, políticamente correcta y olvidable. La pregunta es si el Hirschbiegel de El hundimiento es el mismo de Invasión o es un doble sin emociones salido de una vaina extraterrestre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario